Me encuentro en esta ocasión con el libro peculiar, que podría encasillar dentro de la categoría de autoayuda, pero os comento poneros las pilas porque tenéis un sinfín de ejercicios para realizar a la vez que vas leyendo. Se trata del libro 101 juegos con la sombra del escritor Daniel Fernández Carpintero.

El libro comienza con los agradecimientos y una nota sobre el autor. Antes de leer el autor te hace ya reflexionar hacia el lugar donde no miras y en el que no debes tener miedo.  Se nos expone una serie de perspectivas y el propio autor nos adelanta que se trata de un libro en el que juega un papel muy importante el autoconocimiento.

“Quien se atreve a adelantarse, ya está sanando”

Es Daniel Fernández quien nos habla de su SOMBRA, y nos comenta que este libro es una puerta de entrada a una reconciliación con nosotros mismos. Así como la importancia de que el lector sea el primero que se involucre en la novela en el que el partícipe eres tú. Se nos empiezan a dar una serie de herramientas para cazar a nuestra propia sombra y se nos presenta al Inspector Mani con un dibujo. Tengo que hacer un inciso porque me ha llamado la atención en el libro la cantidad de dibujos y frases reflexivas, entre las que destaca Rosalía de Castro, Platón y un sinfín de personas ilustres con las que te puedes recrear e integrarlas en el camino del crecimiento personal.

También el autor nos da algunas pistas sobre cómo vamos a tener que leer el libro y cómo vamos a jugar. Una parte de teoría otra de práctica y una parte reconciliadora. El primero de los grandes bloques que nos vamos a encontrar es el de Jugar con las sombras que aparece en modo introductorio y en el que debes seguir las huellas de la sombra para ir hacia ellas. Se nos empieza a mostrar de qué manera aparecen las sombras y de la forma en que las personas enferman debido a la rigidez que le ocasionan las sombras psicológicas.

La sombra de cada uno de nosotros es lo que sientes y no muestras al mundo y la manera en la que hay que confrontar lo que cada uno lleva dentro de sí. De manera continua se nos hacen preguntas reflexivas que tú mismo irás respondiendo conforme vayas avanzando en la lectura. Y el papel importante que también juega la sociedad

“La sombra no hace sino reflejar lo peor de nosotros, lo más violento, dolido o perturbado”

Se habla sobre el tipo de impulsos y sobre si debes seguir los de tu ser o los de tu sombra. También de la manera en que las personas se atan a las sombras y preguntas con las que te puedes ver identificada. También tengo que realizar otro hincapié en este punto para hablar de los mandalas que aparecen a lo largo del libro y en el que tu lector debes completar con las instrucciones que te da el autor.

La sombra aparece también en la terapia psicológica y en cómo debes escuchar el silencio. Se nos habla de Jung un psiquiatra suizo que desarrolló en su teoría el autoconocimiento a través de los arquetipos, de cómo el alma debe despertar y alcanzar el florecimiento. Así como la sombra en la sabiduría antigua a través del conocimiento del Libro de los Muertos y la sombra en todas las razas y culturas.  Así como en la sabiduría popular en el que nos siguen acompañando un sinfín de citas en cada uno de los subcapítulos en los que se divide el libro.

Toca ocuparse también del inconsciente y la conciencia. De cómo debe tratarse y de la carga de eventos en la vida que nos suceden y de cómo debes estar lúcido para el cambio. Así como del tiempo que debes interactuar con el inconsciente. De cómo debes visualizar el grado de intensidad al mirarte y de cómo hay que tratar el inconsciente colectivo así como rendirnos al ser. Hago un inciso también para resaltar la cantidad de frases en negrita que nos da el autor y las frases resaltadas para que te pares y reflexiones sobre ellas.

“La conciencia no es un lugar al que se llega, sino que está continuamente disponible”

Se nos habla de la simetría de la que proviene la sombra para buscar el origen. En este caso, los opuestos nos dan información sobre cómo medir el grado de intensidad de una situación. Y de la importancia de no hacer caso a nuestras sombras porque nos puede pasar factura. El autor nos habla del Principio de Homeostasis y de la dosis de conciencia que debes integrar para escuchar hacia dentro. Así como de la importancia de rendirnos hacia la muerte. También una serie de ejercicios para afrontar el caos de la mente inconsciente.

De cómo debes unificar las sombras con la luz  con una frase muy significativa “nadie te conoce mejor que tu inconsciente” y de la coherencia que debes tener para buscar las historias que nos han contado sobre nosotros y los patrones que llevamos con cada uno de nosotros que en muchas ocasiones son perjudiciales. Se nos habla del principio de la reconstrucción y en que la respuesta empieza por uno mismo. Y de la importancia de que para tu mente lo real es lo que le dices que es real.

La unidad como principio y final en el que debes realizar una revelación hacia nosotros mismos y encontrar el sentido de la vida que lo encontramos a través de la experiencia. De cómo debes aceptar lo que llevas contigo. Y de la importancia de conocer nuestra parte más salvaje y nuestro niño interior. Así como de la reconciliación entre nuestras partes en la que es necesario atravesar nuestra vulnerabilidad y cuyo fin es la liberación. De cómo debemos vivir en el presente y de la atención plena con los descubrimientos que nos vamos a encontrar.

“El ser humano es el único ser que busca el presente, aun siendo lo único que posee”

Otro apartado nos habla de la resignificación de la terapia, de cómo el paciente debe cambiar la actitud para cambiar para llegar al autoconocimiento y en el que encontrarás las llaves de la soledad y el enfrentarnos a ella con las verdades internas. De acostumbrarnos al lenguaje del silencio y  de no contarnos cuentos para sanar el espíritu que se cura jugando.

Todo esto y mucho más conforma la introducción y ahora es cuando realmente comienza la primera parte del Manual para cazarse a uno mismo y de la explicación del mismo. De cómo debemos establecer una disciplina y establecer un juego como engranaje del proceso vital, en el que el autor nos comenta que solo jugando nos sanamos. Y de que tus demonios no son amables contigo.

De las herramientas que debemos deshacernos de ellas y de las características que sí debemos aceptar, la indagación, la humildad y la honestidad. De la mochila que debes llevar en tu viaje y de que nadie puede dar los pasos más que uno mismo.

Los pasos que el cazador debe dar y en el que tú y solo tú decides la dirección de tu camino.  El cómo debes ubicar tus sombras y que hay que entender que la sombra y tú sois uno solo. Nos realiza hincapié el autor en que cada día es una nueva oportunidad para crecer. Se nos habla de la multitud de vías para cazar a las sombras y de que no solo es útil la terapia en consulta, se debe realizar un trabajo personal y liberar el cuerpo, la mente y el espíritu.

De la importancia de darle forma a la sombra. Y de que aquello que se resiste, persiste. De cómo hay que aclarar el lenguaje interno y que “quien debe conquistarse a sí mismo ganará todas las batallas”. De la importancia del cómo nos hablamos y de que somos más de lo que pensamos sobre nosotros mismos. También de nuestra personalidad que influye en nuestro entorno. Y de cómo en el interior vamos a encontrar toda la información para que la tomemos.

La transformación de los mensajes del inconsciente personal, en el que hay diferencias de la mente personal colectiva. De cómo debemos decidir vivir de una manera u otra independientemente de lo externo y de cómo en muchas ocasiones nos traiciona el inconsciente. Tú tienes tu camino propio y debes seguirlo. De la importancia de transformar los mensajes del inconsciente colectivo y de la sincronicidad que hay que perseguir para encontrarse a uno mismo. Y de soltar la idea de una sola verdad.

Llegamos a la Parte II en el que comienza el juego en el que el inconsciente es el aliado y no es el enemigo. De cómo debes despertar de la zona de confort y cuanto de ti hay escondido y tienes que ir hacia él y de cómo te auto saboteas tu mismo.

“Si has llegado a un punto en el que te ha dolido lo suficiente, y ya no quieres de ninguna forma volver a la oscuridad te felicito, no volverás”

Se nos habla de las recaídas y que la siempre está siempre abierta. De que tú mismo has elegido cumplir tu propósito y que tú mismo tomas tus decisiones en todo momento y en todo lugar. De que mereces lo mejor y eres quien has venido a ser. De la importancia de decirte en todo momento que necesitas brillar y que debes hacerlo. Aunque parezca difícil nada será como antes si llegas a la luz. Y de que todo lo que te pertenece volverá a su lugar. Que debes vivir feliz hasta la siguiente confrontación con la sombra.

De cómo si no llegas a la luz te invaden los demonios que son cualidades o actitudes que no se aceptan de uno mismo. Y de cómo nos definimos a nosotros mismos a través de nuestras creencias. Con las cargas que no te pertenecen y de cómo puedes ponerle solución con voluntad firme. De actuar como arqueólogos sobre tu propia psique.

Gracias al coraje descubrirás quien eres detrás de quien no eres. Y de la importancia de rendirse ante los monstruos. De cómo la mente inconsciente te caza y de cómo debes perseguir la caza para conquistarte a ti mismo.

Se habla del apego, y de permitir el cambio que nos libera, y de cómo la respuesta siempre es la caza de la sombra. De los ataques que sufres por el yo social y la pertenencia a un colectivo social. Se nos hacen reflexiones de manera continua sobre en qué se convierten los miedos al mirarlos de frente y cómo debes elegir tu propia libertad. Todas las acciones desequilibran y buscan el equilibrio. De la sanación a través de la familia y de soltar el karma familiar, los “debería” integrados.

Del descuido que en ocasiones tenemos en nuestro presente y el proceso de conciencia. Así como las máscaras de personalidad que tenemos cada uno de nosotros. De cómo nos invita el autor a mirar hacia adentro y gestionar lo que cada uno de nosotros experimentamos.

Con la Parte III vamos llegando al final. Y en esta se habla de la no acción. Del “paso sin paso”. Del proceso de comprensión y reintegración de todo lo aprendido. Del poder de darse cuenta que él lo llama Satori. Del salto hacia adentro. De sentir la vida como se presenta y desnudar la mente. Del huir del miedo y del vacío ya que el vacío es un paso hacia la transformación y que es lo que siento al entrar en él. De la importancia de llegar hacia la respuesta de quién eres y la respuesta a todas las preguntas.

De la manera en que haber llegado nos libera y nos conecta con una vida diferente que es lo que importa cuando estás contigo y en el que siempre estás dispuesto a volver.

Acabamos con una evaluación en la que el autor nos lanza unas preguntas para la reflexión, ya que ahora te conoces mejor después de la lectura del libro y unos ejercicios para realizar entre Mi sombra y yo. El autor nos regala de nuevo unos anexos en los que junto con las preguntas, completa unos juegos que se complementan a los realizados hasta el momento. La finalización del libro la autocompleta una bibliografía en la que podrás encontrar los títulos en los que el autor se ha complementado para escribir e inspirarse para escribir su libro.

Reseña del libro 101 juegos con la sombra de Daniel Fernández
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas