Entrevista a Fernando Lallana, autor de Emprender o no emprender

 

Nacido en Madrid. Licenciado en CC Empresariales y en Derecho por la Universidad de C-LM. Master en Relaciones Públicas por el Istituto Europeo di Design de Milán. Especializado en gestión de personas, posee una dilatada experiencia como director de Recursos Humanos.

Entrevista a Fernando Lallana, autor de Emprender o no emprender

Actualmente desarrolla su labor profesional como consultor internacional, principalmente en América Latina. Desde hace unos años centra su actividad en el campo del Emprendimiento, dirigiendo proyectos de motivación y fomento de cultura emprendedora. Codirector y presentador del programa semanal en Rne5 “Sorbos de Emprendimiento”. Colabora con diversas Universidades, Fundaciones y entidades del tercer sector.

1.- ¿Quién es Fernando Lallana y cuáles son sus sueños?

No es fácil hablar de uno mismo. Podría resumir que soy una persona que intenta dar lo máximo de mí mismo y generar confianza a mi alrededor. Trato de sembrar un granito de entusiasmo en los entornos en los que me desenvuelvo, ya sea en el plano personal o profesional. Me cuento por una persona soñadora, incluso para las pequeñas cosas. Todos los días se presentan desafíos que uno puede enfrentar. Los sueños son los resortes que permiten trascender la realidad. Quizá por ello, cada vez soporto menos a los agoreros que ven la vida en blanco y negro.

2.- ¿Qué le llevó a dedicarse a la gestión de personas y a la dirección de los recursos humanos?

Después de varios años trabajando en el ámbito de la dirección financiera, tuve la oportunidad de asumir responsabilidades en la gestión y dirección de personas. En aquel momento tomé consciencia real, más allá de la teoría, del principal patrimonio de empresas y organizaciones. También me ayudó el constatar la cantidad de personas atrapadas por el hastío o la desmotivación en sus puestos de trabajo por diferentes motivos. Desde entonces decidí que gestionar y ayudar a personas en su desarrollo profesional iba a ser mucho más estimulante que la administración de activos pecuniarios o materiales.

3.- ¿Qué siente cuando escribe?

Para mí, que no soy escritor profesional, escribir es un hobby que ha ido absorbiendo mi atención y ocupación poco a poco, hasta tal punto que ya me resulta imposible no tener en mente alguna historia sobre la que escribir. Lo que más disfruto no es el tiempo frente al ordenador, sino los momentos en los que, en la vorágine de tareas y ocupaciones cotidianas, de repente me viene a la mente una palabra, una expresión, o incluso una situación que puedo volcar al relato o novela que tengo entre manos. Tengo una pequeña libreta con cientos de palabras o expresiones anotadas que luego uso en mis escritos.

4.- ¿Qué nos podría contar de su ensayo Emprender o no emprender? ¿ y de Shakespeare?

Emprender o no emprender es una obra que surge de la necesidad de crear un material original para la enseñanza del emprendimiento, en su vertiente de desarrollo de capacidades. Este punto me conecta con la experiencia e interés en la gestión de personas. La obra es el resultado de tener un pie en el campo profesional y otro en el mundo de la literatura. Siempre digo que las mejores ideas surgen de la confrontación de diferentes disciplinas. Hace unos años leí la tesis doctoral de J. Archer, profesora de Literatura Medieval y Renacentista de una Universidad de Gales, en la que señalaba la habilidad del Shakespeare para los negocios. Por ejemplo, la actividad que generó, cuando aún desconocido, cuidaba los caballos de la gente que asistía al teatro en Londres. Ello me llevó a pensar que Shakespeare podía ser un ejemplo de desarrollo de competencias emprendedoras: poseía creatividad, era una persona muy ambiciosa, proactiva, autodidacta, capaz de relacionarse con todo tipo de estratos sociales, con una asombrosa facilidad para asociar ideas, un inigualable comunicador… 

5.- Como aficionado a la historia, ¿con qué época se quedaría?

Cada época tiene sus elementos que la hacen singular. Siento fascinación por el final del XV y todo el XVI, bisagra entre la Edad Media y la Época Moderna y en los que hubo todo un cambio de pensamiento, de concepción del mundo. La aparición de Lutero y las posteriores guerras de religión que asolaron Europa fueron determinantes, y configuraron, en gran medida, nuestro viejo continente.

6.- ¿Que surgió en usted para admirar a personajes como Tomás Moro y Erasmo de Rotterdam?

Precisamente que fueron dos visionarios, principales banderas del Humanismo. Y como todos los grandes personajes adelantados a su época, pagaron un precio muy caro. En mi primera novela, su protagonista, Florentius, encarna precisamente el espíritu de Erasmo de Rotterdam. Desgraciadamente, los extremismos acabaron desvirtuando este nuevo pensamiento y la política desdibujó una verdadera revolución del pensamiento.

7.- ¿Piensa seguir escribiendo? ¿Tiene proyectos futuros en marcha?

Constantemente encuentro historias sobre las que escribir, sobre todo de personajes secundarios, que nos ofrecen una visión de la Historia diferente a la acostumbrada. Actualmente estoy escribiendo sobre Jehan L’Hermite, un personaje sorprendente, nacido en Amberes, que en 1587 vino a España buscando hacer carrera. Como curiosidad, fue quien diseñó la silla adaptada que permitía a Felipe II estirar su pierna a causa de la dolencia de gota en sus últimos años. La novela tiene como trasfondo las guerras de Flandes del siglo XVI.

8.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura en nuestro país?

Paradójicamente, aunque la cultura se ha socializado y los medios de acceso a la misma son infinitos, ocurre que su banalización y frivolización están haciendo que, paradójicamente, la incultura sea hoy mayor que hace unos años. La sucesión de sistemas educativos han sido, en general, muy nocivo, y la idea de confundir igualdad de oportunidades con igualdad de resultados hace que los niveles de exigencia en las escuelas y Universidades hayan descendido estrepitosamente entre las nuevas generaciones.

9.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

Toda herramienta para difundir la cultura debe ser aplaudida. Si, además, se hace con el rigor, profesionalidad y estética que destila alquiblaweb.com, no queda más que felicitar sinceramente a su promotora y colaborar en todo lo posible para que sea un éxito.

Algo que añadir…

Te indico también la dirección de mi blog de escritor y redes sociales:
@flallanam
@emprender_o_no

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.