Hoy entrevisto a Ana Chaguaceda Directora de la Casa-Museo Unamuno en Salamanca

“La Casa-Museo Unamuno es conocida en la ciudad como la “casa de la parra”, debido a la que rodea parte del edificio y que ya existía en los años en que Miguel de Unamuno la habitó”

¿Quién es Ana Chaguaceda y cuáles son sus sueños?  Soy zamorana de nacimiento, licenciada  en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca. Uno de mis sueños ha sido encajar a la Casa-Museo Unamuno en el engranaje de una ciudad tan eminentemente cultural como Salamanca, repleta de espacios que visitar y de actividades culturales a los que asistir cada día.

¿Ha cumplido ya alguno? Desde hace algunos años creo que ha ido encajando bien. Tiene una presencia que podríamos calificar de media alta y por suerte va a más. Las Casas-Museo son una tipología muy especial dentro de los Museos, pero al estar dedicadas a un personaje vinculado con la ciudad, esto las convierte en espacios atractivos. Salamanca se vuelca con Unamuno, como él lo hizo en su día con la ciudad y la respuesta a nuestra Casa Museo es muy positiva.

¿Qué puesto ocupa en la Casa-Museo Unamuno en Salamanca? Dirijo la Casa-Museo Unamuno, que depende de la Universidad de Salamanca a través de su Servicio de Bibliotecas, desde el año 1989. Anteriormente a mí, dos mujeres se habían ocupado de este centro: una de las hijas de Miguel de Unamuno, Felisa, y una profesora de historia contemporánea de la Universidad.

¿Cómo accedió a ocupar dicho puesto?  La Universidad de Salamanca empezó a poner en marcha un Servicio de Archivos y Bibliotecas  a finales de los años 80, configurando una estructura más profesionalizada que la que existía e incorporando a técnicos en los puestos de responsabilidad de sus bibliotecas y convocando para ello oposiciones en sucesivas ocasiones.  Por ello, soy funcionaria de esta Universidad,  por oposición, desde 1989.

¿Sabía desde siempre que se quería dedicar al mundo de la cultura? Mi inclinación inicial era la de dedicarme a la docencia de latín y griego, pero cambié de opinión por el “maltrato” que empezaba a existir en los planes de estudio con las lenguas clásicas y por lo atractivo de trabajar con libros y documentos.

¿Qué puede destacar de dicho museo como la pieza estrella del mismo? Es una pregunta difícil de responder pero podríamos destacar su archivo personal, que es realmente apabullante en cantidad y en calidad. A modo de ejemplo, el manuscrito de su obra “Niebla”. Dentro de las piezas que forman parte del hogar familiar, la mecedora y el retrato que le regaló el pintor Daniel Vázquez Díaz.

¿Realizan actividades culturales en el mismo? Por supuesto, hemos adquirido un compromiso con nuestro autor, en razón del legado que nos han confiado,  pero también tenemos un compromiso con la sociedad. Estamos obligados a conservar y proteger el legado de Unamuno, a permitir su estudio a los investigadores y a difundirlo.

En este sentido organizamos conferencias, charlas, presentaciones de libros, jornadas, exposiciones, visitas especiales, etc. Celebramos el Día de Unamuno el 29 de septiembre, recordamos el 12 de octubre una hecho fundamental ocurrido a Unamuno en el paraninfo de la Universidad , participamos con la Asociación Memoria y Justicia de Salamanca y con el Ayuntamiento en sus respectivos homenajes los 31 de diciembre, día de su fallecimiento, etc

Colaboramos con otras Unidades y Servicios de la Universidad, como la Oficina del VIII Centenario o Actividades Culturales, y del Ayuntamiento, como los “Paseos Unamunianos” donde un actor, caracterizado de M de Unamuno recorre los puntos clave de la ciudad vinculados con nuestro autor.

¿Dónde se ubica el Museo?  La Casa-Museo está ubicada en el edificio que se edifica en el siglo XVIII para vivienda de rectores. Miguel de Unamuno la ocupa junto con su familia cuando dirige la Universidad entre 1900 y 1914. El hecho de que fuera el único rector que dispuso de ella es lo que hace que en los años 50 esta casa rectoral pase a ser Casa-Museo dedicada a su figura. Físicamente está contiguo  al Edificio Histórico del Patio de Escuelas Mayores, famoso por su fachada plateresca.

¿Qué horario tiene para poder ir a visitarlo?  Su horario es, lamentablemente, sólo de mañana y durante los días de diario. Uno de nuestros objetivos es ampliarlo a las tardes y a los sábados y domingos.  Por ahora, se puede visitar de lunes a viernes entre las 10 y las 14h. Nuestras visitas son guiadas, duran 60 minutos y comienzan a las horas en punto.

¿Hay que pagar por su entrada? La entrada normal es de 4 euros, reducida de 2 euros para jubilados, familias numerosas, grupos  y gratuita  para los miembros de la comunidad universitaria y menores de 12 años.

¿Cree que las redes sociales y las nuevas tecnologías han contribuido al desarrollo y difusión de los Museos? Por supuesto. Nosotros lo hemos comprobado de primera mano desde que contamos con Facebook, Twitter e Instagram. Hemos llegado a un público que no sabía de nuestra existencia, nos hemos dado a conocer mejor, hemos llegado a una franja de usuarios más jóvenes que hasta la fecha parece que nos veían como algo lejano, falto de interés, más “decimonónico”.

¿Qué es lo que hace diferente este museo de otros? Las Casas-Museo en general suponen un grupo muy especial dentro de los museos: son espacios privilegiados de trabajo y contemplación. Nuestros visitantes se encuentran con lo más íntimo de su autor, gracias, en gran medida, a respirar ese ambiente doméstico.

Esta proximidad y este poder respirar y ocupar por un tiempo el lugar donde habitó Miguel de Unamuno emociona. Un lujo para los investigadores: trabajar en el ambiente mismo donde D Miguel escribió esa carta o ese poema. Un lujo también para el turismo que conoce a un Unamuno diferente del que estudia en los libros de texto o que puede moverse entre los objetos y enseres que usó para escribir sus obras y reflexiones.

¿Cuántas personas forman el equipo de este Museo? Me acompañan Jorge, que es el encargado de hacer unas visitas guiadas fantásticas con una duración de 1 hora.  Clemente y Paco en la zona de investigación para atender a los investigadores en la sala de trabajo o ayudarlos a través de sus consultas online. Flor asume las tareas administración, autorizaciones y permisos de uso de nuestros fondos, trámites de las exposiciones en las que participamos con el préstamo del nuestros fondos, control del mantenimiento del edificio y apoyo y colaboración en las diferentes facetas de la Casa, que son muchas y variadas.

¿Piensa que el mundo de la cultura está infravalorado en nuestro país? Escuchamos con frecuencia desde ciertos  sectores dentro del panorama cultural que hay una evidente falta de empatía hacia la cultura desde los poderes públicos. Evidentemente la cultura es reflexión y entretenimiento y necesita ser apoyada. Forma parte de nuestro tiempo libre y está cumpliendo un papel fundamental, aliviando las situaciones de soledad y ansiedad durante la actual pandemia.

Analizando mi realidad más inmediata, Salamanca, puedo afirmar que es una ciudad cultural, universitaria por excelencia, a la que acuden cada año centenares de jóvenes extranjeros que llegan para perfeccionar su nivel de español. Por suerte, cuenta con un elevado número de librerías, con cines -que no proyectan sólo películas-  y con teatro, museos y exposiciones. Una ciudad, en resumen, que se intenta adaptar y ofrecer cultura diferente al público joven y al de mayor edad.

¿Qué relación guardan los Museos con el mundo de los Archivos y las Bibliotecas?  En mi caso, al igual que en muchas de las Casas-Museo la relación es total.  En concreto, en la Casa-Museo Unamuno conviven estos tres espacios: el museo-hogar de la familia Unamuno, su biblioteca personal  y su archivo particular. Y los tres están íntimamente unidos por su procedencia, lógicamente, pero también porque cada uno enriquece y da valor a los otros dos.

¿Tiene proyectos futuros en marcha? Teníamos muchos proyectos interrumpidos con la pandemia provocada por el coronavirus. Deberemos volver a plantearnos otros nuevos y, dada la situación, diferentes, cuando se vuelva a trabajar con normalidad. Nuevos objetivos, nuevas formas de trabajo, sin duda.

¿Alguna anécdota que contar? La Casa-Museo Unamuno es conocida en la ciudad como la “casa de la parra”, debido a la que rodea parte del edificio y que ya existía en los años en que Miguel de Unamuno la habitó.

Es entonces cuando compuso un soneto llamado La parra de mi balcón que hoy es frecuente sea recitado por los grupos de visitantes, convirtiendo esta parte de la Casa-Museo Unamuno en uno de los rincones favoritos de la ciudad.

Éste es el poema:

El sol de otoño ciernes de mi alcoba
en el ancho balcón, rectoral parra
que de zarcillos con la tierna garra
prendes su hierro. Y rimo alguna trova

en ratos que el oficio no me roba
á tu susurro, de esta tierra charra
viejo eco de canción. No irán á jarra
cual las que sufren del lagar la soba,

parra de mi balcón, tus verdes uvas;
para mi mesa guardo los opimos
frutos del sol de otoño bien repletos;

no quiero que prensados en las cubas
de vino se confundan mis racimos
y con ellos se pierdan mis sonetos.

 

¿Qué piensa de Alquibla, https://www.alquiblaweb.com, como página de difusión de la cultura? Conozco ALQUIBLA desde 2014, cuando se puso en contacto con nosotros. Desde entonces hasta la fecha he estado al tanto de sus publicaciones a través de Facebook, principalmente ahora. Forma parte, en este sentido, de mis consultas habituales y me parece un canal de comunicación serio y bien planteado. Mi opinión es muy positiva.

¿Tiene contactos con alguna otra Casa-Museo? La Casa-Museo Unamuno es socio fundador de ACAMFE, la Asociación de Casas-Museo y Fundaciones que empezó a funcionar de una manera informal en el año 93 y que se constituyó formalmente en 1998, precisamente en Salamanca.

ACAMFE acoge a un elevado número de Casas y Fundaciones de España y de Portugal, colaboramos con la “Associação Portuguesa de Casas-Museu” y con la italiana “Associazione Case della Memoria”.

Forman parte de ACAMFE  las Casas y Fundaciones que conservan la memoria de García Lorca, Blasco Ibáñez, Miguel Hernández, Blas de Otero, Galdós, Jovellanos, Max Aub, Lope de Vega, JR Jiménez, Azorín, Carlos Casares, Carmen Conde, entre otras muchas.

Para más información, en la página web https://www.museosdeescritores.com/, en Facebook e Instagram, se pueden ver nuestras actividades.

Ana Chaguaceda Toledano

[email protected]

Salamanca, 6 de mayo de 2020

Entrevista a Ana Chaguaceda Directora Casa-Museo Unamuno
Etiquetado en:                

Un pensamiento en “Entrevista a Ana Chaguaceda Directora Casa-Museo Unamuno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eva María Galán Sempere.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad